2 ANTIGUAS PULPERÍAS

Historias de verbos afilados en tono de payada. Afuera los corsarios, relinchan en el palenque; mientras dentro, corre el aguardiente encendiendo el espíritu de aquellos solitarios de la pampa húmeda. A lo largo de toda la Provincia de Buenos Aires aún se conservan estas antiguas postas que funcionaban como almacenes, bares y refugios para aquellos hombres de la época colonial. Si sos amante de la buena gastronomía y querés conocer más sobre nuestra historia, te invitamos a realizar un viaje en el tiempo

Mercedes  - La Pulpería (antiguamente La del Puente Dicatarina)

Se encuentra a la vera del Río Luján, su dueño, Cacho di Catarina, falleció en 2009, siendo actualmente administrada por sus familiares. Edificio de 1830, conserva su fachada intacta, con el palenque donde los reseros ataban los caballos y sus paredes de 45 cm. de espesor en el sótano que era destinado a depósito de mercaderías y cumplía la función de mantener frescas las bebidas.

Aún hay un rincón, El Rincón de las Botellas Antiguas que pertenecieran al abuelo de Cacho y se mantienen intactas desde hace 70 años. Se conserva todo, hasta la imagen de Nuestra Señora de Luján que fue traída en procesión y la orden de captura de Juan Moreira de 1868 donde dice que el reo, de 27 años, era rubio.

También se preserva tal cual el patio de época y sobre el mostrador el afiche del film Don Segundo Sombra, firmado por los actores, donde se ve la pulpería y a Cacho como actor debutante. Entre tanto recuerdo cuelgan, infaltables, los salames quinteros. Desde el año 2004 fue declarada por la Municipalidad de Mercedes Patrimonio Histórico Municipal.

 Más Info

Navarro  - Almacén Museo La Protegida 

Almacén-pulpería que ofrece a sus visitantes sabrosas opciones que recuerdan a las comidas que antes servían a los reseros y pasajeros de diligencias. Tablas de fiambres y quesos navarrenses, empanadas caseras, dulces artesanales y pasteles, son nuestro servicio básico.

Como variables a esta oferta, en épocas en que las altas temperaturas obligan a frugales opciones, las "tablas vegetarianas y frutales " ganan protagonismo; en cambio en el invierno guisos carreros, cazuelas y locros.

En el salón del almacén original, hay mesas y sillas de época donde 60 visitantes pueden degustar muy buenas tablas de fiambres y quesos navarrenses e inigualables empanadas caseras, mientras toman un vino o cerveza y el tango o el folclore se apodera del lugar.

 Más Info

¡Historia viva!