4 IGLESIAS NEOGÓTICAS BONAERENSES

Vetustos centinelas, inmóviles y dormidos, custodian los secretos mundanos y divinos. Gárgolas apostadas entre cúpulas y campanas, acusan con su presencia los misterios que les confieren. El arte de la arquitectura neogótica, con auge a fines del siglo XIX y principios del siglo XX en nuestro país, forma parte de la historia bonaerense. En la actualidad, se erigen estructuras majestuosas, enigmáticas y admirables que a continuación te invitamos a conocer:

Catedral de la Inmaculada Concepción, La Plata

La Catedral de la Inmaculada Concepción de La Plata es el mayor templo neogótico de América del Sur y la segunda iglesia más grande en el Continente Americano. Cuenta con un museo que permite conocer sobre su emplazamiento, las características del estilo, los materiales utilizados, las etapas de construcción, la ornamentación y los hombres que intervinieron en la realización de la obra.

Más Info

Basílica de Luján

Fue inaugurada en 1930 y es uno de los más importantes casos del estilo neogótico del país, dedicada a Nuestra Señora de Luján, la patrona de la República; por este motivo es considerada Santuario Nacional. La Basílica cuenta con 15 campanas, la más pequeña pesa 55 kilos y la más grande 3400, conformando entre todas un peso total de 12.489 kg.

Más Info

Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, Mar del Plata 

Construida entre los años 1892 y 1905. En ella se puede encontrar un órgano italiano y varios vitrales de origen francés que adornan las paredes del templo. Cuenta con una cripta debajo del altar mayor en donde se encuentran reliquias, restos de mártires y del primer obispo de la ciudad.

Más Info

Catedral de San Isidro Labrador - San Isidro

Consagrada en el año 1898 cuando se celebró su primera misa. La arquitectura neogótica se manifiesta en sus arcos ojivales y sus formas orientadas al cielo, símbolo de la proyección hacia Dios. Posee una torre de 68 metros que cuenta con 6 campanas y un reloj. Los interiores, recientemente restaurados, conservan sus detalles originales.

Más Info

¡Templos para la contemplación!