CONOCÉ NUESTROS MONUMENTOS NATURALES

La naturaleza nos muestra a diario que es la gran artesana. Solo nos queda -al menos- la admiración y la distinción. El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la provincia (OPDS) define al Monumento Natural como “un elemento de la naturaleza de singular valor al que se le otorga máxima protección”. En Buenos Aires podemos encontrar ocho casos que han recibido esta categorización. Seis pertenecen al reino animal y se hallan protegidos en reservas naturales: el Ciervo de los Pantanos, el Cauquén Colorado, el Venado de las Pampas, el Delfín Franciscana, la Lagartija de las Dunas y la Iguana de Cobre. Los dos restantes tienen una ubicación física más precisa y podés visitarlos cuando volvamos a viajar.

El Árbol de Cristal - Berazategui

Situado en el parque Pereyra Iraola, fueron sus antiguos propietarios quienes hace más de 150 años introdujeron doce ejemplares oriundos de Malasia en la provincia de Buenos Aires. Esta especie se caracteriza por ofrecer un verdadero espectáculo nocturno. Sucede que su resina, al reflejarse con la luz de la luna, los convierte a la percepción del ojo humano en verdaderos “árboles de cristal”. Hoy queda un solo ejemplar y por este motivo no puede reproducirse. Mantenerse en pie en este entorno natural pareciera ser su solitario destino.

Cerro Ventana - Tornquist

Ubicado dentro del parque provincial Ernesto Tornquist, recibe su nombre por el gran hueco que tiene la roca de frente al sudeste, a través del cual se observa el sector del abra y la mayor parte de la serranía. Las rocas que conforman este monumento natural tienen entre 280 a 500 millones de años. Ideal para hacer actividades como el trekking, cuenta con varios senderos guiados y autoguiados. En el paisaje predominan los bosques, valles, vertientes y cuevas que motivan la exploración y la contemplación.

Mientras estás en casa, viajá por acá.

La provincia y sus ciudades te esperan.

Más Info