UNA ESCAPADA A RANCHOS

Descansar de la rutina del reloj, del trajín y el hormigón. Escaparse a los campos en primavera, florecidos y endulzados con el frescor de sus aromas. A poco más de 100 kilómetros de la gran ciudad se encuentra Ranchos, un pueblo con paisajes rurales, encantos naturales y más de 2 siglos de historia que invitan a dar una vuelta por el pago y disfrutar de sus grandes atractivos.

La estancia de “Negrete”

Se trata de uno de los establecimientos más antiguos del país; fundado en el año 1779, constituye un fiel exponente de la arquitectura rural originaria. La  construcción de su casco actual data del año 1863, siendo aquí donde se juega en 1875 el primer partido de polo en la Argentina. En este paisaje típico de llanura podemos encontrar fauna de las más diversas especies. Las famosas jineteadas y el festival anual de fortines son también buenas razones para visitar la estancia.

Fortín de Ranchos

El fuerte “Nuestra Señora del Pilar de los Ranchos” fue construido en 1781 en proximidades de la laguna, ante la necesidad de impedir el avance de los malones que lograban cruzar el Río Salado por la zona del arroyo El Siasgo, frontera natural con el Desierto en esta época. Los integrantes de una compañía de Blandengues y un conjunto de familias Asturianas comienzan a poblar las tierras, motivando la fundación de la comarca. Hoy en el fortín se palpita, se revive y se recrea la historia y la puja por el territorio de los fortineros y los indios.

Museo Histórico “Marta Inés Martínez”

En sus salas se encuentran objetos del origen de Ranchos y de la campaña del Desierto. Se pueden observar además armas de la época y una colección de piedras de boleadoras. La casona que lo alberga, con techo de tejas de Marsella, data del siglo XIX. En la sala de las estancias de la región se destacan los elementos de labranza, trozos de alambrados, mazas de las viejas carretas y la figura de un viejo capataz, el Gaucho Robledo. Existe también una sala donde se exhiben algunos de los trabajos del maestro soguero Don Martín Gómez.

¡Campo e historia!

 

Más Info