Logo

Turismo Termal

Los centros termales de la provincia de Buenos Aires, presentan cierto rasgo común: la firme convicción de que el termalismo constituye un complemento natural, concurrente a aliviar, curar, o rehabilitar y embellecer el organismo.

Existen diversas técnicas de tratamiento, que bajo estricta supervisión médica, se realizan en función de dos elementos esenciales: el agua y el barro, surgiendo así dos terapias: balneoterapia: cura consistente en baños de inmersión en piscinas y/o bañeras termales, o en lagos o lagunas a temperatura ambiente o natural, y la fangoterapia: terapia basada en la aplicación parcial o total de barros sobre el cuerpo.

Los tratamientos no sólo focalizan lo físico, sino la búsqueda del equilibrio mental y espiritual, hecho que determina su localización en paisajes de gran belleza y naturaleza.
Estos Centros y Complejos Termales, poseen aguas que surgen de las entrañas de la tierra y a diversas temperaturas y con propiedades curativas, sedativas, analgésicas, anti inflamatorias, aptas para afecciones locomotoras como artritis reumatoidea, artrosis, lumbalgia, ciáticas, afecciones de piel, codo del tenista, entre otras en alojamientos con altos estándares de calidad.

 

Destinos